Europa: ¿en vísperas de guerra civil?

Houellebecq visitó el futuro para vaticinar una guerra civil religiosa

Es difícil creer en Sumisión (Anagrama) como novela cuando la realidad confirma todas las páginas de la imaginación del escritor francés Michel Houellebecq. Vuela hasta 2017, momento en el que François Hollande es reelegido, a pesar de que Francia se ha movido a la derecha.

El Partido Socialista ha logrado impulsar al Frente Nacional de Marine Le Pen para acabar con el centroderecha.

El resultado sigue siendo demasiado real: empobrecimiento de la población, descreimiento en los medios y en la política. Imagina el autor cómo será el final del presidente, después de “dos calamitosos quinquenios”. “Cuando, en las escaleras de entrada al Elíseo, delante de una decena escasa de periodistas, se presentó como ‘el último baluarte del orden republicano’, hubo algunas risas, breves pero muy perceptibles”. Está acabado y en su lugar toma el poder Mohammed Ben Abbes.

 

un-detalle-de-la-portada-de-sumisionHasta los extremistas musulmanes desean en el fondo la victoria de Ben Abbes. “No creen en ella, piensan que el único camino es la yihad, pero no tratarán de evitarla.

Y ocurre exactamente lo mismo en lo que respecta al Frente Nacional y a los identitarios. Para los identitarios, la única verdadera vía es la guerra civil, pero algunos simpatizaron con el Frente Nacional antes de radicalizarse y no harán nada que pueda perjudicarlo”. Es decir, tanto unos como otros se sometieron a las urnas para llegar al poder hasta que decidieron interrumpirlo cuando comprendieron que el contrario iba a ganar. Sumisión presenta una Francia bautizada en el imperio del dar al-islam, en medio de la violencia desatada entre yihadistas y Frente Nacional.

La imaginación de Houellebecq puso el primer tiroteo y la novela se convirtió en mandamiento.

.

¿Y si hubiera una guerra civil en Europa? Vea este desgarrador spot de Save the Children 

.

 

ACADÉMICO ADVIERTE DE “PRÓXIMA GUERRA CIVIL EN EUROPA”

gilles-kepel-1_4917063El profesor Gilles Kepel, politólogo, orientalista y académico francés. Es especialista en el Islam y en el mundo árabe, advierte de una futura guerra a nivel civil en Europa.

Kepel sostiene que un número cada vez mayor de musulmanes jóvenes con pobres perspectivas de empleo están conformando lo que llama la “Generación Yihad”, para seguir cometiendo actos de terror en toda Europa.

Afirma que “el objetivo a largo plazo de la Generación Yihad es destruir Europa a través de una guerra civil y luego construir una sociedad islámica sobre sus cenizas”

.

Según el diario alemán Die Welt, Kepel dijo que el objetivo del grupo terrorista Estado Islámico es incitar al odio hacia los musulmanes del resto de la sociedad, que con el tiempo lleve a la radicalización de los demás musulmanes, hasta que ello conduzca a que Europa se meta de lleno en una guerra civil total.

.

Comisario pide controlar la “ola de odio al Islam” tras los atentados yihadistas vía @eleconomistaes

7000 tweets con mensajes de odio hacia el islam El director de investigación de Demos, Carl Miller, señaló a la BBC que esos tuits son “preocupantes” al ser ejemplos “no de personas enfadadas con el EI, sino de gente que está indignada con todo el mundo musulmán”.

.

.

Kepel, que es un especialista en el mundo árabe islámico contemporáneo, agrega que los fanáticos de Estado Islámico no sólo quieren destruir Europa, sino que además buscan eliminar a la oposición islámica más moderado.

“El terrorismo es ante todo la expresión de una guerra dentro del mismo Islam”, sostiene Kepel.

La mayoría de los salafistas no son violentos, dice Kepel, “Pero predican una ruptura cultural con las sociedades occidentales a las que consideran no creyentes. Eso atrae a gente que ve esta oportunidad como una salida a su frustración social y se dedican se adhieren a esta base ideológica emprendiendo un camino hacia la violencia”

Kepel cree que su estrategia es similar a la expansión del Estado Islámico en Siria, Irak y Libia, donde la organización terrorista fue capaz de utilizar el caos de la guerra civil para construir poco a poco sus fuerzas, crecer en poder, y rápidamente tomar todos los territorios.

Los comentarios de Kepel llegan poco después que el primer ministro francés, Manuel Valls advirtiera que en Francia “habrá más ataques”.

.

¿Gilles ha dicho eso? Me parece totalmente estúpido. Le conozco muy bien, es muy amigo mío. Si ha dicho eso se lo diré por teléfono que es una idea estúpida. En Francia hay ciudadanos no musulmanes. ¿Quiénes son los musulmanes de tercera generación? ¿De quiénes estamos hablando? ¿De 18 millones de musulmanes? ¿Que significa? ¿Una guerra civil porque no se han integrado? Una gran parte de la población francesa tiene problemas de integración. Me parece surrealista. La estrategia del Daesh consiste en crear un estado de ánimo para quienes se definen como musulmanes en Francia se opongan a toda la sociedad francesa. Pero la inmensa mayoría de los musulmanes está en contra de esto. Cada día hay textos firmados por intelectuales musulmanes oponiéndose a este terrorismo. Si Gilles ha dicho eso, es o porque busca publicidad, que no necesita, es un señor muy respetado por su trabajo, he leído sus libros y lo conozco desde hace treinta años, o, lo más probable, que el titular no se ajuste bien a lo que ha podido decir. Vía Abc

.

wp_ss_20160919_0001

La capital francesa se puso en estado de alerta la semana pasada cuando las autoridades francesas desmantelaron una “célula terrorista” bajo dirección de Estado Islámico planeaba atacar una estación de tren de París; y un segundo caso se produjo cuando se encontró un coche cargado con cilindros de gas cerca de Notre Dame en un incidente que podría haber sido un ataque terrorista.

“Esta semana al menos dos ataques terroristas fueron frustrados”, dijo Manuel Valls en una entrevista con la emisora de radio Europe 1.

Valls dijo que “había 15.000 personas en el radar de la policía y de los servicios de inteligencia, que estaban en proceso de ser radicalizados”.

“Habrá nuevos ataques, habrá víctimas inocentes…es mi obligación decirle la verdad al pueblo francés”, dijo Valls.

.

A la luz de los hechos y de este tipo de declaraciones, no hace falta ser muy perspicaz para darse cuenta de dos cosas.

-La primera es que, efectivamente, el peligro de ataques procedentes de individuos musulmanes radicalizados es una realidad innegable, por más que alguno de estos ataques pueda haber sido escenificado.

-La segunda es que a las autoridades occidentales, tal y como hemos visto tras los ataques de falsa bandera del 11-s y la subsiguiente“guerra contra el terror”, les interesa sobremanera azuzar el miedo al terrorismo como excusa para implementar una agenda de control exhaustivo sobre la población.

.

Y es que el objetivo final de todas estas maniobras, no es controlar “a los terroristas”, sino a todos nosotros, a toda la población.

.

Cualquier persona con dos dedos de frente debería ver que han sido las propias autoridades de las potencias occidentales, las que han creado las condiciones idóneas en oriente medio para que apareciera ese extraño monstruo llamado Estado Islámico, que ha recibido apoyo directo e indirecto de las monarquías del golfo (aliadas de occidente), Israel, Turquía y la propia CIA e inteligencia norteamericana (a todo el mundo le debería resultar sospechoso que el nuevo jefe de ISIS en Irak, Gulmurod Khalimov, fuera entrenado por EEUU y que después se incorporara a las filas de Estado Islámico sin ningún problema).

Una vez creadas estas condiciones idóneas para el terrorismo y el caos provocado por la guerra de Siria, de ello ha derivado una oleada de refugiados de esas regiones que han accedido a Europa y entre los cuales (oh, sorpresa! ), se han infiltrado “gran cantidad de terroristas” ocultos entre los refugiados.

A ello sumémosle una importante cantidad de población de origen musulmán en Europa, que además de tener ciertos problemas de adaptación, vive en condiciones precarias enmedio respecto al resto de población, problema agravado por la reciente crisis económica; cuando sumamos todos estos factores, tenemos el caldo de cultivo prefabricado idóneo para generar un caos social, que permita la instauración de un estado policial y la necesidad de un vigilancia de toda la población, basada en la más alta tecnologia ya en desarrollo.

La oleada de terrorismo que se acerca y sus graves repercusiones sociales posteriores, forman parte del plan de demolición del viejo mundo y la construcción del nuevo paradigma, al que llegaremos a través del caos y el agotamiento

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s