La cara oscura de la tecnología

“Es una gran paradoja y hasta es hipócrita que vivamos en una sociedad hiperconectada donde abunda la información y a la vez vivamos desconectados de cuál es el origen de este bienestar” Gemma Parellada

 

 Es muy probable que la mayoría hayáis oído hablar del coltán. Se trata de un mineral que se utiliza para fabricar componentes claves de los móviles, smartphones y dispositivos electrónicos portátiles cada vez más potentes y sofisticados. Periódicamente se le menciona en los medios como responsable indirecto (en parte) de la atroz guerra crónica que sufre la República Democrática del Congo (donde se hallan las mayores reservas mundiales de coltán).

“El origen de la guerra en la República Democrática del Congo no es el coltán pero el capitalismo mundial se ha aprovechado de la situación”, asegura la periodista congoleña Caddy Adzuba

El negocio del coltán, en lugar de ser una fuente de riqueza para el país, es un negocio que a menudo termina beneficiando a los grupos armados que controlan las minas.

La explotación de los minerales de manera ilegal tiene como consecuencia, según Adzuba, que haya una categoría de personas más vulnerables: las mujeres y los niños. En el caso de las mujeres, la consecuencia es la violencia sexual.

“Idean la violación de todas las mujeres de un poblado y de esta manera la comunidad queda anulada, ya que la mujer tiene un rol social de cohesión”

El Método de extracción del coltán es similar a los métodos de trabajo que ponían en práctica los antiguos buscadores de oro del Oeste Americano, lo cual general una gran cantidad de contratiempos a los trabajadores que día a día acuden a extraer este mineral.

De este modo, el trabajador del coltán es un obrero explotado y sometido a un duro trabajo en el que se ve afectada su salud y puede llegar a ver peligrar su vida.

¿Qué camino sigue el coltán hasta que llega aquí?

La ruta está trazada y controlada. Hay alguien que financia a los grupos rebeldes, les da las armas y les pide ocupar un pueblo donde están los yacimientos. Los rebeldes tienen las armas y el dinero, ejecutan la orden de su financiador: matan y violan para intentar tomar el control del pueblo. Después, usan a los niños en las minas, convierten los hombres en esclavos y explotan la minería. Venden el producto a un país vecino, que lo envía al mercado mundial.

“Las multinacionales financian el conflicto del Congo para conseguir los minerales” 

Además del Congo …las mayores reservas probadas en el mundo están en Brasil, Venezuela y China…

En @teknautas: El coltán no está solo: los otros ‘minerales de sangre’ que contiene tu móvil

Los cuatro minerales más conflictivos son:

  • el coltán
  • la casiterita
  • la wolframita
  • el oro

La República Democrática del Congo ha tenido la mala fortuna de combinar unas buenas reservas de estos escasos recursos con la inestabilidad política necesaria para provocar un fenómeno comparable al de los más conocidos diamantes de sangre.

Una situación que ha desembocado en casi 3 millones de personas desplazadas de sus hogares, matanzas y torturas.

.

Coltan: teléfonos de sangre

Alberto Rojas y Raquel Villaécija, expertos del área internacional del diario El Mundo, nos contarán qué y quiénes están detrás de la explotación de las tierras raras y de las muertes de cientos de africanos. También contaremos con la opinión de Pedro Pozas, director del Proyecto Gran Simio. Además Fernando Rueda, dará la visión geoestratégica de los países implicados en este mercado tan deseado.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s