Gornaya Shoria

 

Encontrado en Gornaya Shoria (Montaña Shoria, ¿La Suiza Siberiana?), en el sur de Siberia, este sitio consiste en una formación de enormes bloques de piedra con superficies planas, ángulos rectos, y esquinas afiladas. Como si hubieran sido cortados y colocados en aquella posición por alguien o algo.

C__Data_Users_DefApps_AppData_INTERNETEXPLORER_Temp_Saved Images_megalithicrussia_07_small

Las piedras de granito están apiladas de forma ciclópea en una obra que hace sentir pequeño a cualquiera que la presencie. El muro tiene una altura de unos cuarenta metros y se extiende a lo largo de unos doscientos metros por una zona de la montaña.

Según cálculos preliminares podría datar de hace más de cien mil años.

Rusia no es ajena a megalitos ancestrales, basta con mencionar lugares como Arkaim, el “Stonehenge ruso” o la formación de Manpupuner. Sin embargo, este sitio en Shoria parece opacar a cualquier otro. De tratarse de algo hecho por el hombre, los bloques utilizados para su construcción serían sin duda alguna los más grandes jamás hallados en una edificación “humana”.

Por increíble que parezca, este lugar había pasado desapercibido hasta ahora. No se conocen fotografías anteriores a las obtenidas en esta expedición. Según el arqueólogo John Jensen, estos súper megalitos fueron encontrados y fotografiados por Georgy Sidorov en las montañas más australes de Siberia.

Buscando al Yeti en Shoria 

Hasta ahora no se han provisto mediciones más allá de las que se observan a escala en las fotos donde aparecen personas junto a estas estructuras. No obstante se estima que los bloques serían al menos el doble o el triple de masivos que aquellos existentes en la ancestral Baalbek, y podrían pesar más de 3.000 o 4.000 toneladas.

En las laderas circundantes se han encontrado piedras de las mismas dimensiones totalmente dispersas y que no parecen pertenecer a la construcción principal.

De acuerdo a algunos medios rusos, los geólogos de la expedición que tomaron las fotografías reportaron anomalías magnéticas en sus brújulas al estar cerca de estos bloques. Las agujas apuntaban en dirección opuesta a los mismos, sugiriendo la presencia de un campo magnético negativo.

“Estos megalitos emergen de la densa neblina de la prehistoria, un lugar tan lejano y misterioso que cualquier conjetura acerca de sus ‘constructores’, métodos y propósito, es pura especulación; y, como tal, en lo personal me abstendría de ofrecer explicaciones concluyentes y me limitaría a decir que nuestro remoto pasado es más próspero de lo que podemos imaginar”, declaró Jensen.

Si bien la comunidad científica aún no se ha pronunciado sobre este reciente hallazgo, y se necesitan más análisis para determinar su artificialidad con certeza y descartar cualquier maravilla obra de los caprichos de la madre naturaleza.

LaC__Data_Users_DefApps_AppData_INTERNETEXPLORER_Temp_Saved Images_untitled(3) solución propuesta por muchos investigadores para explicar el misterio es… que no hay misterio. Los megalitos de Shoria se habrían creado por fuerzas naturales: la inmensa presión geológica de las rocas de la montaña Shoria habrían causado los cortes rectangulares y la ubicación de los monolitos – uno sobre otro –. Sin embargo, otros investigadores cuestionan esta versión y afirman que los procesos geológicos normales no son suficientes para explicar las inmensas estructuras.

¿Origen natural o artificial?
¿Un nuevo misterio sobre nuestros orígenes?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s