Caso Kote Cabezudo

Es hora de denunciar los verdaderos problemas de las mujeres y las niñas en España. Un nuevo caso de la élite pederasta española. Más de lo mismo, políticos, jueces y banqueros abusando de niñas con total impunidad.

*

Kote Cabezudo

Cabezudo es odontólogo acreditado en la capital guipuzcoana. Tiene su prestigio. Su ex mujer era una fotógrafa con arte y sensibilidad, y él le cogió gusto a la fotografía, para terminar en el mundo del erotismo y la pornografía a braga quitada. Sus andanzas las conoce toda la ciudad, por la que se pasea con su sombrero y su desparpajo. Pero hay días, esta mañana por ejemplo, en los que sus caminatas terminan en los Juzgados, donde comparece cada cierto tiempo a declarar acusado de gravísimos delitos, en un sumario en el que hay sexo con menores, abusos varios y sexo con mayores pero no consentido, además de distribución de fotos y videos de carácter pornográfico sin el consentimiento de quienes aparecen en el material de la vergüenza.

Resulta asombroso que este hombre lleve tres años sin pisar la prisión con las acusaciones que se formulan contra él. Por muchísimo menos va cualquiera a la trena en cualquier Juzgado de España. Siete mujeres le acusan de hechos terribles, y lo serio es que en la causa obran fotografías y videos que acreditan la veracidad de los alegatos. Fotos que tomaba él y videos que grababa él, en su casa, en las sesiones sórdidas.

La Ertzaintza se está cubriendo de gloria en la investigación, que avanza lenta al no avanzar. El fiscal, que durante meses abogaba por el ingreso en prisión, desde que http://www.sinfiltros.com comenzó a recoger lo que sucede en ese Juzgado ha virado en su posición, y ahora hasta le surgen actos que le impiden estar presente en algunas diligencias que tienen lo suyo, y envían a un sustituto. Y la jueza, sí, resulta curioso que la instructora sea una jueza, Ana Isabel Pérez Asenjo, no encuentra motivos para decretar prisión del presunto pese a las evidencias espantosas que se acumulan en los legajos y los discos duros.

Aquí en San Sebastián los medios guardan un silencio incomprensible. Todo el mundo sabe de qué pie cojea Kote Cabezudo, pero casi todo ese mundo ha guardado un silencio incomprensible durante años, y hoy siguen igual, callados. Esta mañana comparece ante su señoría, y las acusaciones vuelven a pedir prisión. Pero va a seguir en la calle a pesar de las evidencias.

Entre tanto, Cabezudo sigue colgando y distribuyendo fotos de las víctimas. Y paseándose por la ciudad con su sombrero, como se paseaba por las calles de distintas localidades de Senegal, donde algún medio ha escrito de él con acusaciones gravísimas de pederastia. Un presunto delito de un español cometido en país extranjero que nadie investiga.

Las cosas no suceden por casualidad. Si Kote Cabezudo, durante los tres años de investigación judicial, no ha pisado la prisión pese a las peticiones de las víctimas, es por algo. La jueza lo decide con argumentos jurídicos más que cuestionables que discuten ante la Audiencia las acusadas y el fiscal con argumentos impecables y pruebas contundentes. Pero su señoría erre que erre. Y nada es casualidad.

Kote Cabezudo es un hombre al que nadie desconoce aquí. En ninguna esfera. Durante décadas ha sido un exhibicionista del buen vivir y disfrutaba que se le viera rodeado de mujeres, chicas y hasta niñas en actos lúdicos. Presumía de lo suyo. Se deslizó del erotismo a la pornografía, y en ese mundo las cosas son feas, como lo suyo. Y en sus correrías no andaba solo. Por ahí encuentro, además de silencio, algunos testimonios y algunas explicaciones a lo que viene sucediendo en el Juzgado. Las investigaciones serias, hondas, gordas, llevan su tiempo. Y más aún cuando en la cosa salen gentes con supuesto prestigio social, como es el caso. Pero cuando hay tanto que ocultar siempre termina derrotándose alguien. Porque surge el miedo, y el miedo lleva a equivocarse.

Ojo pues a este caso, que tiene mucha miga. Lo de Kote Cabezudo no es ninguna broma. Es un tema muy serio del que nadie habla, aunque hable todo el mundo. Terminará en muchas portadas. Tiempo al tiempo. Y sin filtros, como debe ser.

*

Pederastas muy influyentes y trato de favor por jueces y fiscales 

Una instrucción de sumario que lleva ya cinco años y cuyas redes se extienden desde San Sebastián hasta Senegal…

El metódico, incansable y extraordinario trabajo periodístico de Melchor Miralles y su web Sinfiltros ha puesto al descubierto las estafas, amenazas, abusos y agresiones sexuales, así como la distribución de pornografía infantil y corrupción de menores que, de momento, ni siquiera ha llevado al banquillo al fotógrafo donostiarra Kote Cabezudo.

La juez rechaza hasta por ¡11 ocasiones! el ingreso en prisión del principal acusado

Pero la mayor sospecha de este monstruoso escándalo recae, una vez más, en el sistema judicial; así las cosas, la instrucción del sumario parece estar siendo deliberadamente obstruida por la propia titular del Juzgado de Instrucción número 4 de San Sebastián, Ana Isabel Pérez Asejo, una magistrado que inexplicablemente estaría ralentizando la instrucción y negándose a dictar la orden de prisión contra el principal acusado, solicitada tanto por la Fiscalía como la acusación particular.

¡Después de 5 años de instrucción!, la juez Pérez Asejo sigue negando el ingreso en prisión de Kote Cabezudo con un argumento tan pueril como que “el ingreso en prisión no va a evitar lo que ya se ha cometido”.

Por el contrario, la magistrado del Juzgado de Instrucción número 4 de San Sebastián parece estar muy molestar con la investigación llevada a cabo por el equipo de redactores que dirige Melchor Miralles, un trabajo periodístico que está resultando determinante para desvelar una trama en la que podrían estar implicados personajes muy importantes y de extraordinaria influencia en España.

No en vano, la juez Ana Isabel Pérez Asejo acumula ya tres querellas por prevaricación que exigirían, cuanto menos, no sólo una respuesta del Consejo General del Poder Judicial, sino la propia intervención del ministro de Justicia.

Tal es el desamparo de las víctimas que el abogado de ocho de ellas, Mario Díaz Fernández, se ha visto obligado a grabar un vídeo en el que relata como el propio Fiscal Provincial de Guipúzcoa tiene en su poder un listado con los nombres y apellidos de jueces, políticos, banqueros e importantes empresarios españoles que habrían participado en estas orgías con menores en las que, incluso, se habrían grabado violaciones.

Fiscal anticorrupción imputado en dos casos de pederastia. 
Apesta a trato de favor

Nada que extrañar en una España en la que el mismísimo Fiscal Anticorrupción, José Grinda González, está acusado por dos causas de pederastia; y la acusación no viene de ningún letrado bisoño con ganas de hacerse un nombre en el oficio. Es el propio exfiscal de la Audiencia, Ignacio Peláez, quien se persona como acusación particular.

¿Qué credibilidad judicial le queda a un Estado de Derecho en el que el fiscal anticorrupción está acusado de dos delitos, nada más y nada menos, que de pederastia?

Porque la reputación entre los españoles del fiscal anticorrupción, José Grinda González es extraordinaria, después de haber sido el responsable de la investigación del famoso “caso 3%” que puso al descubierto el pago de comisiones por parte de varias empresas a la antigua Convergència Democràtica de Catalunya a cambio de adjudicaciones de obra pública.

Pero ¿conocían los españoles las dos imputaciones por supuestas aberraciones sexuales de tan prestigioso miembro del Ministerio Fiscal?

No es una acusación sino dos las que acumula el fiscal José Grinda González por presunta pederastia: la primera de ellas se abrió en Alcalá la Real (Jaén) porque envió un tuit a una niña menor de edad con pornografía infantil y proponiéndole que se metiera en una página para verle haciendo sexo. La madre de la menor puso una denuncia y la Guardia Civil, estupefacta, comprobó que el que había remitido ese mensaje era el fiscal Grinda González. El juez abrió un procedimiento judicial pero el fiscal –huele a corporativismo y a echar tierra sobre un asunto muy muy feo-  decidió que no había que seguir adelante y el caso se cerró.

Pero ya ven, dos denuncias ya son mucha casualidad, y aún más cuando se producen en los dos extremos geográficamente opuestos de España.

De este modo, el juzgado de Cangas de Morrazo (Pontevedra) abrió otra causa tras la investigación de la Guardia Civil de la denominada “operación Telemaco” una red de pederastas en la que, nuevamente, el fiscal Grinda ¡que vive en Majadahonda! aparecía como usuario, una imputación que quedó absolutamente acreditada, tanto por la propia Benemérita como por la compañía telefónica y el servidor de Internet.

José Grinda González tendría además otras dos causas por extorsión en el Caso Emperador, que afecta al empresario chino Gao Ping, y por filtrar una conversación del extesorero del PP, Luis Bárcenas, con un capo de la Camorra, y la fiscalía también las cerró. 

Y, ¡pásmense ustedes!, como decía el Rey Emérito, “aquí la justicia es igual para todos”: el juez detuvo a todos los imputados excepto a uno ¿adivinan a quién?, al fiscal José Grinda González. Fíjense hasta qué punto tendrán verosimilitud los hechos denunciados que muchos de los implicados se encuentran ingresados en prisión, mientras el fiscal Grinda sigue vistiendo su toga y formando parte esencial del Ministero Fiscal en España.

Este hecho no pasó desapercibido en el estamento judicial: el ministro de Justicia y la anterior Fiscal General del Estado (de triste recuerdo), Consuelo Madrigal, conocían pormenorizadamente este caso y no hicieron absolutamente nada.

Además, este ilustre fiscal José Grinda ha tenido otras dos causas por extorsión que ¡cómo no! fueron archivadas también por la Fiscalía.

La extrañas actuaciones de la Juez Ana Isabel Pérez Asejo 
¿Intenta proteger a alguien?

Pero volviendo al gravísimo escándalo de pederastia y pornografía infantil que se dirime en los juzgados de San Sebastián (lo de dirimirse es un decir porque después de cinco años cientos o miles de papeles crían polvo en los archivos judiciales), otro de los abogados que representa a las víctimas, el veterano y prestigioso letrado donostiarra Antxón Massé, desveló al equipo de redactores Sinfiltros la posibilidad de que la juez Pérez Asejo esté recibiendo presiones y hacía hincapié en las tres querellas por prevaricación que ya ha recibido la instructora del caso.

En noviembre de 2013, una víctima la principal víctima interpone la primera querella por prevaricación y por omisión del deber de perseguir delitos contra la juez: ¡ahí es nada! La instructora ordenó sobre ella un informe de credibilidad, la intervención del teléfono de la víctima y la colocación de un dispositivo de escucha y una baliza GPS en su vehículo, así como solicitó del cuerpo policial que le fueran entregadas todas las conversaciones intervenidas, incluidas las que la víctima mantuvo con su letrado.

En abril de 2.015 eran cuatro víctimas las que se querellaban contra la magistrado por prevaricación.

La propia Audiencia Provincial de Guipúzcoa ha considerado que, “la juez Ana Isabel Pérez Asejo, con su actuación, ha malogrado gran parte de la investigación,ha dictado resoluciones sin argumentación asumible y ha obviado peticiones que exigían cuando menos una aceptación o
rechazo motivado”.

Entonces, ¿por qué sigue una magistrado así al frente del procedimiento?

La juez Pérez Asejo denegó la solicitud de las víctimas (recordemos, víctimas menores de abusos y grabaciones pedófilas) de decretar el secreto de las actuaciones para proteger sus identidades, así como la entrada y registro del domicilio de Kote Cabezudo y la incautación de todo material informático, medidas solicitadas por las víctimas que, en cualquier otro caso, habrían sido interpuestas de manera inmediata y por propia decisión judicial.   .

En julio de 2015 se interpone una nueva querella por prevaricación contra la juez Ana Isabel Pérez Asejo por su incomprensible negativa a conceder a las víctimas el derecho de acceder al material informático incautado. Estamos hablando de niñas que, cuando fueron grabadas en diferentes aberraciones sexuales, eran menores de edad y que pretendían el más absoluto de los derechos: conocer de qué grabaciones disponían sobre ellas.

En total han sido cinco las víctimas que acusan de prevaricación a la juez y también uno de los abogados. ¿Nadie tiene nada que decir al respecto?

Mientras tanto, la juez Ana Isabel Pérez Asenjo lleva cinco años impidiendo que el acusado, Kote Cabezudo ingrese en prisión: ¡hasta en once ocasiones ha rechazado la solicitud de prisión contra el acusado y, además, en cinco años de instrucción no ha ordenado ni una sola detención.

¿A qué se dedica entonces la magistrado del caso?

“Los lobos de San Sebastián”

El abogado de ocho de las víctimas, Mario Díaz Fernández, grababa un vídeo (al que ya hemos hecho mención con anterioridad) denunciando la actuación de la juez instructora y anunciando tener una lista con nombres y apellidos de participantes en estas aberraciones pedófilas (un listado de personajes de extraordinaria influencia en el mundo de la propia judicatura, la política, la banca y la empresa). El letrado Díaz Fernández comunicó que el contenido de esa lista es de perfecto conocimiento de la Fiscalía guipuzcoana, del Ministro de Justicia, del Fiscal General del Estado y del propio presidente Mariano Rajoy.

Pero es que el otro abogado de la acusación, Antxón Massé, también coincide en que existe una dilatación del proceso con una intención perversa y mantiene que las decisiones adoptadas por la juez Ana Isabel Pérez Asejo están condicionadas por  una posible “Mano Negra” que habría de mover en la sombra los hilos del proceso. Para este abogado, “la credibilidad de la magistrada en el entorno jurídico está en entredicho después de una instrucción que se ha prolongado durante un lustro y que no arroja ningún detenido”.

El letrado Masse –según informaba Sinfiltros- duda de la eficacia de la cadena de custodia de los discos duros que se incautaron a Kote Cabezudo hace tres años y cree posible que en el material audiovisual requisado al fotógrafo podrían aparecer personajes relevantes de la sociedad donostiarra.

“Son los Lobos de San Sebastián”, sentenciaba Antxón Massé a la web dirigida por Melchor Miralles. Así se autodenominaba el grupo de pederastas y abusadores sexuales del que seguimos, cinco años después, sin saber absolutamente nada por una juez que parece empeñada en que este caso no avance jamás.

*

Regardez bien cette Photo et faites attention :C’est un pédophile un pervers un maniaque sexuel recherché, qui abuse de nos jeunes filles mineures et mannequins en leur photographiant nue sur toutes les positions et en publiant ses images sur son site internet –

2 comentarios sobre “Caso Kote Cabezudo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: