El candidato (Michael Ritchie 1972)

El candidato tiene la virtud de recoger la actualidad del mundo de las campañas en los años 70 cuando la influencia de la televisión y la publicidad, el marketing político, ya es uno de los principales elementos para alcanzar el triunfo en esta clase de contiendas.

El reflejo de las campañas electorales siempre ha tenido un hueco a lo largo de la historia del cine norteamericano. La mecánica de las elecciones, las corruptelas del sistema democrático, la ambición personal de los líderes y sobre todo la pérdida de la inocencia de los ideales que mueven a la participación en el mundo de la política, se hacen patentes en obras de muy diferente significado: desde clásicos como Caballero sin espada (Capra, 1939) o El político(Rossen, 1949), pasando por revisiones más modernas del tema como Ciudadano Bob Roberts (Robbins, 1992) o Los idus de marzo (Clooney, 2011).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: