La Gran Esfinge, Abū al-Hawl ( “’Padre del Terror”)

Probablemente sea uno de los monumentos más reconocidos del mundo, uno de los íconos representativos del poder y la cultura de la antigua civilización egipcia, cuna y tumba de los faraones.

Es uno de los grandes misterios de todos los tiempos y a lo largo de varios siglos han sido numerosas las especulaciones de los arqueólogos sobre su procedencia, su fecha de creación o su función…

La Gran Esfinge se creó tallando un montículo de piedra caliza ubicado en la meseta de Giza, formada en el Eoceno. Su construcción se ha emplazado tradicionalmente bajo el periodo del faraón Kefrén (aproximadamente hace 4.500 años) quien habría colocado un centinela de caliza frente a su famosa pirámide en el valle de Jafra. Los arqueólogos, sin embargo, no han sido capaces de concluir quién fue exactamente su patrocinador y cómo fue su proceso de construcción. Su vinculación con Kefrén está basada en las similitudes de estilos arquitectónicos, pero no cuenta con respaldo documental de ningún tipo.

Es más, su existencia es totalmente omitida por el historiador griego Herodoto, quien sí describe concienzudamente las características de las famosas pirámides de Giza, lo cual ha llevado a pensar que durante largos periodos de tiempo la Esfinge permaneció enterrada por completo en la arena. En tiempos del historiador romano Plinio “El viejo”, la esfinge habría vuelto a ser visible…

Algunos eruditos, basándose en la orientación astronómica del monolito, creen que su antigüedad sería de unos 12 mil años, mientras que otros, basándose en la teoría del desgaste climático, proponen una edad de al menos seis milenios. Estos últimos científicos opinan que el estado de deterioro de la Esfinge no es compatible con su antigüedad oficial, pues lo consideran obra de lluvias torrenciales que no se producen en la meseta desde miles de años antes del Imperio antiguo.

La palabra “esfinge” procede del término griego “sfigx”, que significa “estrangulador” y se empleaba en la antigüedad para designar a un demonio de destrucción y mala suerte que la cultura helena representó como una criatura con rostro y busto de mujer, cuerpo de león y alas de ave. La más famosa de las esfinges griegas fue la esfinge de Tebas, una especie de guardiana que reposaba en un monte de la ciudad y sólo dejaba pasar a los viajeros que acertaran a responder el siguiente enigma:

“¿Qué criatura de una sola voz camina con cuatro piernas por la mañana, con dos al mediodía y con tres al anochecer, y es más débil cuantas más piernas tiene?”

Finalmente Edipo dio la respuesta adecuada: el hombre, que gatea a cuatro patas en la infancia, camina sobre dos pies cuando es mayor y se apoya en un bastón en la vejez . Acto seguido, la esfinge se suicidó.

A través de la influencia egipcia, la esfinge se hizo conocida en Asia, pero su significado allí es incierto. La esfinge no se produjo en Mesopotamia hasta aproximadamente el 1500 a. C. , cuando fue claramente importada del Levante. En apariencia, la esfinge asiática se diferenciaba de su modelo egipcio más notablemente en la adición de alas al cuerpo leonino, una característica que continuó a lo largo de su historia posterior en Asia y el mundo griego. Leído AQUÍ.

¿por qué sus proporciones son tan diferentes entre la cabeza y el cuerpo?, ¿los egipcios habrían convertido la cabeza de la escultura, que originalmente habría representado a un león, en un retrato del faraón?, ¿explicaría eso su evidente desproporción con respecto al resto del cuerpo?

¿Fue un cañonazo ordenado por Napoleón el que destrozó la nariz de la Esfinge de Guiza, como reza una anécdota recurrente en las guías de viaje?

Napoleón contemplando la Gran Esfinge, semienterrada por las arenas del desierto. Óleo de Jean-Léon Gérôme

No pudo ser así, ni tampoco pudieron ser soldados ingleses de la época colonial como otra hipótesis sugiere. Unos dibujos realizados en 1737 por el arquitecto danés Frederick Lewis Norden ya mostraban a una Esfinge carente de apéndice nasal. Antes de estas hipótesis, el historiador del siglo XV al-Maqrizi atribuía la desaparición a MuhammadSa’im al-Dahr, un fanático religioso Sufí, que, en 1378, al ver que los campesinos hacían ofrendas a la Esfinge para conseguir mejores cosechas, decidió dañar el monumento. Es la teoría más sólida pero, como en todo lo relacionado con esta enigmática construcción, también pertenece al terreno de lo incierto. Leído AQUÍ.

Auguste Mariette, fundador del Museo Egipcio de El Cairo, aseguró que Napoleón había encontrado una puerta oculta en el costado de la base de la escultura, que permitía acceder al interior de la Esfinge, una sorprendente revelación que ha animado a sucesivos arqueólogos a buscar cámaras interiores en el monolito…

🤔🤔🤔

La historiadora Bettany Hughes especuló que las dos cámaras que se encontraron debajo de la esfinge podrían estar relacionadas con los secretos de Keops, el faraón de la IV Dinastía que encargó la construcción de la Gran Pirámide de Giza, ubicada en las cercanías. Leído AQUÍ.

“Generaciones de antiguos egipcios llegaron a respetar y temer a esta criatura de otro mundo, creyendo realmente que tenía poderes sobrenaturales. Y la fascinación por la esfinge no muestra signos de rendirse”, dijo a los espectadores de su nuevo programa de televisión llamado The Greatest Treasures.

“Los arqueólogos están investigando debajo de la estatua , porque hay pistas tentadoras de que la esfinge está justo sobre una red de cámaras y túneles”, agregó el historiador.

¿Túneles secretos?

Destacando la presencia de “un agujero profundo cerca de la cola de la esfinge” que “estaría conectado con una cámara grande más allá”, así como la existencia de una cámara más pequeña ubicada debajo de las piernas de la esfinge, Hughes admitió que era demasiado pronto para decir dónde estaban estos túneles, señalando que pueden estar vinculados a la Gran Pirámide de Keops.

“La verdad es que no tenemos idea de para qué se usaron los túneles, pero es un misterio que los investigadores están tratando de resolver. Y algunos tienen la esperanza de que estos túneles ocultos puedan llevarnos a nuevos tesoros desconocidos”, señaló

Ilustración del Smithsonian Magazine

🤔 La simetría era algo muy común en el arte egipcio (obeliscos, estatuas, caminos procesionales, etc…), ¿habrá una esfinge gemela?, si hubiese tenido una hermana, no es descabellado pensar que sus restos se encuentran todavía ocultos bajo esas mismas arenas…

2 comentarios sobre “La Gran Esfinge, Abū al-Hawl ( “’Padre del Terror”)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: